Inicio
Preguntas
Frecuentes
Noticias
Invierta en Oro y
Plata
Contactenos
Cotizacion Oro
Cotizacion Plata
Cotizacion Dolar
ORO Y PLATA INTERNACIONAL S.A.













AirPods de lujo bañados en oro


Diseñados como un one-off, la marca Caviar ha lanzado un par de
AirPods Pro engastados en oro amarillo genuino de 18 quilates.

La lealtad total a Apple es a veces un punto de discusión. Algunos clientes prefieren
abastecerse de estuches y cargadores de otras compañías, mientras que un grupo
igualmente dedicado se mantiene fiel a los suministros de marca oficiales del gigante
tecnológico. Pero una creación única de Caviar hace que incluso los más costosos
parezcan una miseria en comparación. Diseñados como un one-off, la marca ha lanzado
un par de AirPods Pro engastados en oro amarillo genuino de 18 quilates, valuados en 67
mil 280 dólares, un precio que incluso los más ricos piensan dos veces.

Con sede en Rusia, la compañía de tecnología de lujo se fundó en 2011 y rápidamente se
ganó la reputación de modificar iPhones y otros dispositivos con metales preciosos y
motivos barrocos. El extravagante par de AirPods Pro en cuestión ciertamente refleja el
estilo ostentoso de la empresa. Y a pesar de su alto precio, el reluciente par ya se ha
vendido. Pero si esperabas cambiar tus AirPods tradicionales, todavía hay esperanza.

Es posible que Caviar haya vendido este preciado artículo, pero aún ofrece una selección
de opulentas fundas de cuero para dispositivos que van desde la variedad bovina
tradicional hasta el cocodrilo y la pitón premium. Sus precios comienzan en mil dólares y
desde ahí solo ascienden. Si eso no fuera suficiente, Caviar también ofrece un servicio
llamado Caviar Atelier, que los clientes pueden usar para soñar diseños personalizados o
incluso dispositivos de blasón con sus propios emblemas y logotipos.

En un momento en que nuestros dispositivos personales son cada vez más homogéneos,
Caviar presenta una forma tangible de diferenciar los tuyos mientras expresas tus gustos
específicos. Produce productos que son inherentemente masivos y les infunde algo
individual y el proceso de personalización no está exento de ventajas prácticas. Nunca
tendrás problemas para saber si un teléfono (o un conjunto de AirPods) te pertenece a a
ti o a otra persona. Pero te costará.