Inicio
Preguntas
Frecuentes
Noticias
Invierta en Oro y
Plata
Contactenos
Cotizacion Oro
Cotizacion Plata
Cotizacion Dolar
ORO Y PLATA INTERNACIONAL S.A.























Los más millonarios del mundo, "desesperados" por
encontrar oro físico (ahora en escasez)

El parón casi total al que se está sometiendo a la economía ante la propagación del
coronavirus y el confinamiento de un tercio de la población mundial en sus casas está
empezando a hacer mella en uno de los mercados más seguros para los inversores de
todo el mundo: el del oro. La escasez física de este metal está llevando a los más ricos
del mundo a buscarlo desesperadamente, explica Bloomberg en un artículo.

"Es una absoluta locura todo lo que está pasando. En este momento, si alguien quiere
comprar oro, les deseo lo mejor para encontrarlo. La mayoría de los productores de
lingotes están cerrados", apunta Ludwig Karl, un miembro de la junta de Swiss Gold Safe,
una compañía que almacena sumas de metales preciosos para grandes fortunas
extranjeras.

La compañía generalmente ayuda a los clientes a comprar oro, pero los gobiernos han
cerrado decenas de negocios en medio de la crisis sanitaria que enfrentan, lo que supone
que cada vez es más difícil que las personas puedan tener en sus manos el producto
físico.

La mayor parte de la industria de refinación de Suiza, un importante centro internacional
para procesar oro en barras y monedas, se ha cerrado como medida para contener la
propagación del virus; por supuesto, también se han interrumpido los vuelos para
transportar lingotes en todo el mundo y las empresas mineras de oro están reduciendo
sus actividades, desacelerando la industria de los metales preciosos a medida que
aumenta la demanda de oro.

Y, en este contexto, los ricos del mundo están preocupados y en busca de lo que el
diario económico define como "seguridad a la antigua". "Toda la cadena de suministro se
está volviendo cada vez más estricta", afirma la directora de ventas globales de oro en
IBV International Vaults, Debra Thomson, consultada por Bloomberg.

“La última vez que vi esta cantidad de caos en el mercado fue con el 11 de septiembre.
Los inversores privados suelen comprar lingotes de oro de 1 kilogramo o menos, mucho
más pequeños que los negociados entre bancos. La escasez de suministro está
impactando más en el rango inferior del mercado. Aquellos que todavía quieran comprar
y almacenar lingotes de oro más pequeños tendrán que esperar a que abran las
refinerías", apunta Thomson.

Los precios del oro se han disparado este mes ya que algunos inversores vendieron
metales preciosos para cumplir con los márgenes durante la peor caida del mercado en
más de una década. Otros vendieron para comprar activos como el dólar. Los
compradores han regresado al mercado esta semana gracias a medidas agresivas de
estímulo que redujeron la presión sobre la financiación. Y el oro al contado ha ganado
casi un 8% en lo que va de la semana y ahora mismo la onza cotiza a 1.468 euros.

El Grupo Goldman Sachs cree que el lingote probablemente esté en un punto de inflexión
y que es hora de comprar y el multimillonario egipcio Naguib Sawiris dijo esta semana
que está aumentando sus participaciones en acciones mineras, al igual que el veterano
inversor Mark Mobius, que señaló que este no es el momento para vender el metal. "La
gente debería tener oro y este puede ser un buen momento para aumentar las tenencias
de oro, de hecho, yo mismo lo estoy pensando", afirmo Mobius a Bloomberg TV en una
entrevista.

La pandemia incluso está creando una escasez de algunas de las monedas más
populares, como el Krugerrand de Sudáfrica y la Maple Leaf de Canadá.

Eso significa que los compradores que antes eran más desconfiados "ahora comprarán
todo lo que puedan tener en sus manos. Están desesperados por obtener oro físico",
explica Seamus Fahy, cofundador de Merrion Vaults, que posee oro en instalaciones de
seguridad en todo el Reino Unido e Irlanda.