Inicio
Preguntas
Frecuentes
Noticias
Invierta en Oro y
Plata
Contactenos
Cotizacion Oro
Cotizacion Plata
Cotizacion Dolar
ORO Y PLATA INTERNACIONAL S.A.

Hallan tesoro escondido con 425 monedas de oro puro en
Israel


Arqueólogos en Israel han desenterrado un tesoro islámico escondido con 425 monedas de oro
puro del periodo del Califato Abasí, de hace mil 100 años, informó hoy la Autoridad de
Antigüedades de Israel. "El tesoro se escondió enterrado en una vasija de barro y contiene 425
monedas, la mayoría del periodo Abasí. La persona que lo enterró, hace mil cien años, debió
haber esperado recuperarlo, e incluso cerró la vasija con un clavo para que no se moviese",
explicaron en un comunicado Liat Nadav-Ziv y Elie Haddad, los arqueólogos a cargo de la
excavación. "Encontrar esta cantidad considerable de monedas de oro es extremadamente
poco habitual. Casi nunca las hallamos en excavaciones arqueológicas. Dado que el oro siempre
ha sido extremadamente valioso, se derretía y se volvía a utilizar, de generación en generación.
Estas monedas están hechas de oro puro, por lo que no se oxidan con el aire, se han hallado en
una condición excelente, como si se hubieran enterrado ayer".

El descubrimiento, creen, puede ser indicativo de que había comercio internacional entre esta
zona y otras áreas más remotas. Robert Kool, experto en monedas de la AAI, señala que "es
extremadamente poco habitual encontrar tesoros del periodo Abasí en excavaciones en Israel,
especialmente monedas de oro. Este, de finales del siglo IX aC, es uno de los más antiguos
encontrados. Las monedas son de oro de 24 quilates y el peso total del tesoro es de 845 gramos,
una cantidad significativa de dinero en aquellos días". Con esa suma, estima, su propietario
hubiera podido comprar una lujosa casa en los mejores barrios de Fustat, la capital de Egipto en
la época. "La mayoría de las monedas data de ese siglo, cuando el Califato Abasí se extendía
desde Persia en el este hasta el norte de África en el oeste, y cuyo centro de gobierno estaba en
Bagdad, el actual Irak. El tesoro escondido contiene dinares de oro, pero también unas 270
pequeñas piezas trozos de dinares cortadas para servir como monedas de cambio. "El corte de
monedas de oro y de plata fue utilizado de forma habitual en el sistema monetario en países
islámicos después del año 850 aC, cuando desaparecieron repentinamente las monedas de
bronce y de cobre", explica Kool.